lunes, abril 11, 2011

A veces el tiempo se pierde, se esconde de sí mismo y sólo existe el azul intenso y la nubes y quizá este paisaje desconocido.