viernes, mayo 13, 2011


El verdadero lugar

R me observa sin hablar. Yo me retuerzo de dolor dentro de mí misma. No sé aceptar la mirada de lxs otrxs ante mi fragilidad, no puedo con este espacio border donde mi cabeza y mi cuerpo caminan separados. Mi cuerpo como todo lo que hay, lo verdaderamente matérico, lumínico y doloroso. R, me dice: tú sabes que esto que te pasa, las llamas por dentro y el punzar de los órganos, obedece a causas que no puedes aceptar. Yo la veo con recelo, con pudor, con tristeza mientras me veo tendida en esta cama que es un indicador del cambio. Mientras sé que este cuerpo mío es el verdacdero lugar.