martes, mayo 03, 2011

GOLDEN SHOWER

Se levanta el vestido, esta de pie y empieza a llover. Mientras la cascada entre sus piernas se vuelve un rumor de acantilado, me dice: esta es mi última ofrenda a la palabra Amor y su vetusta concepciones. Pienso que R, estará haciendo nacer lluvia de su cuerpo durante horas. ¿Cómo un cuerpo tan diminuto puede guardar tanta agua dentro? y sobre todo a qué se referirá cuando habla de Amor.

(Las vetustas concepciones del Amor:

"Amarte es ir pisando calaveras por el camino.
Entre mi deseo y mi presente y mi realización del deseo hay miles de tumbas.
Ese es el paisaje que va de tu cuerpo al mío.
(...)
Esta lluvia, este amor insoportable,
este amor de Cristo idiota.
Tanta lluvia y tan estéril.
Ojala y hubiera barro en esta ciudad.
(...)
Un deseo. Morderte las puntas del pelo. Me entran escalofríos.
(...)
Pensar en ti es una especie de pobreza.
Sí, soy pobre, te lo aseguro, muy pobre."(1)

R termina de mear sobre el libro y yo estoy a punto de llorar, no sé qué está haciendo, desconozco que significa para Los Diminutos esta especie de ritual. R me dice que lo que ha hecho en su tierra se hace sólo una vez en la vida cuando unx puede desprogramarse del daño y sus travestismos.

En el suelo resplandece un libro mojado y muerto como un animal marino fuera del océano.

(1) Angéllica Liddell. "Monólogo necesario para la extinción de Nubila Walheim y extinción."Pp. 114-115.