lunes, mayo 23, 2011

Nueva genealogía III

Durante aquellos primeros días cuando abrías libros y te saltan a los ojos poemas, incandescentes poemas, frenéticos poemas, certeros poemas como este:

"no agrades nunca a quien no deja de agredirte"(1)


--María Salgado. 31 Poemas. P. 48.