miércoles, mayo 04, 2011

R, donde estas?

--En la comisura izquierda de tus labios, balanceandome sobre el polvo y las generaciones. Sabes que este punto es un postal de tiempo?, sabes que esta comisura es un vestigio del primer dia que tu cuerpo fue todo sonrisa?
R, a veces lo ignoro todo, eso se llama cansancio o tiempo?
--No importa, eso se llama iluminacion. Ademas yo soy tu memoria.
Cuentame como se formo el acantilado, la marca primigenia de mi sonrisa.
-- un dia, hace mas de una decada, nacio ante la belleza y el enigma.
Recuerdas como era la belleza?
--Si, esa belleza era un libro. Un libro azul con 10 poemas. Un libro incompleto y luminoso, sonoramente profundo.
Recuerdas alguno de los textos?
--Los recuerdo todos.

R, se levanta la piel del antebrazo izquierdo y saca un libro, se pone a leerme:

"Frente a Sakyamuni, Kasyapa alcanzo la
Iluminacion; llego al olvido. De ello
Prosiguio una larga serie de suenos,
donde Kasyapa observaba frente a si la
Mano que mostraba (aunque entre los
dedos sujetaba nada).

Continuamente sonaba. Pero en uno
supo que ni piel ni hueso ni musculos
componian la Mano, pues de textos
del mundo entero, eterno venidero pasado,
era la Mano formada."

--Ese es el prologo del libro que mas te ha gustado en la vida.

Mientras escucho su lectura las imagenes de aquellos dias vuelven con el furor de un animal joven, siento una y otra vez el estremecimiento ante la belleza de la inteligencia.
Recuerdo algunos otros fragmentos:
"
(Fenomeno)

La escuela del Sabio
Origenes persiste
Ni Agustin
Tomas
Borrar pudieron
Su fuerza
Movimiento,
Sus raices.
Aun, el sacerdote,
Seguir debe
Ese oculto
Andar.

***

De oriente y occidente proviene
(No hay ola o viento que no lo haga
Toda palabra.
Sin pena, Bruno infinito comenta
infinito el cosmos
(en tal mesura
no hay oriente ni occidente)
Aun asi, sere llamado."(1)

R, me ordena: tenemos que redistribuir la belleza, este libro te ha hecho feliz durante mucho tiempo, ahora debes entregar esta felicidad a alguien que tenga la capacidad de tambien amarlo.

(1) Roberto Partida. "Poemas incompletos. Apuntes para la rosa del aire." Pantheos/ Anortecer, Tijuana, 1999.