viernes, junio 10, 2011

Sigo en la boca. Los libros van desfilando, colgando de mis encias. Algo se mueve bajo mis pies, es mi exhalación que hace estremecer mi lengua. Escucho mi exhalación y sé que el tsunami linguístico está por desatarse. Tengo algo que en las palabras de todxs se llamaría miedo o fe. En este lenguaje (de todxs) está el estertor y la posibilidad.