miércoles, junio 08, 2011

Volveré a verte y abrazarte con la ropa puesta. Volveré a entrar en ti como se entra en una casa amada: sin zapatos, dando saltos, gritando tu nombre y dejando que el azul grisaseo de tu costado me cobije.

Esperame que llego pronto.