martes, julio 19, 2011

5 PM

...La miseria era quedarse.

El ritual prosigue en cada ciudad que mudamos de nombre.

...Nadie notará la huella de la huida.

Otra ciudad cantará tu nombre.


Fragmentos del poema 5 Pm. Rocío Cerón. Tiento. UANL, México, p.44