miércoles, julio 13, 2011

Cuando llego aquí siempre quiero hablar de la luz. Y quizá, quizá de los tatuajes en los antebrazos.