martes, julio 19, 2011

Sólo las cosas importantes deben guardarse o dejarse ir inmediatamente, justo después de la conciencia de que somos felices. Justo después. No sé por qué todo esto me recuerda a un fotomatón.