domingo, julio 17, 2011

Toda posibilidad es abrumadora, una especie de detonador que nos hace pensar y por tanto, sentirnos en falta. Curiosa la grieta que abre en el pensamiento la posibilidad, tan curiosa como la fe.