viernes, agosto 26, 2011

Día 20

El empeño no cesa, no cesan los brazos ni las piernas en la contrucción del acorazado.