domingo, agosto 28, 2011

FORWARD


Releo el título: Atlas de los órganos desconocidos. Al principio no me atrevo a hojearlo. Al principio sólo me asalta la pregunta: ¿cómo des/conocer?, ¿cómo des/andar un órgano?, ¿Estos órganos serán la versión apocrífa de lo nos hacemos con el tiempo? Deposito de nuevo el libro entre las pertenencias de R.