jueves, agosto 18, 2011

La conjunción caprichosa que siempre acaba con preguntas.
Sólo el mar no pide explicacaciones.