viernes, agosto 12, 2011

Me sumerjo en las hojas del libro. Entro en las páginas como si entrara en el Ganges. Entro en el libro y huelo el papel. Escucho los secretos: confesiones depositadas en la páginas cuando éstas aún eran madera que respiraba.