martes, agosto 09, 2011

Quiero imaginarme una historia que no sea un juego de espejos. Quiero imaginarme -he dicho- y no escribir esa historia. Quiero que el riesgo vuelva a entrar en los confines de mi sinapsis. Quiero una historia que se vaya contruyendo todos los días y quiero no escribirla. No escribirla.