lunes, agosto 29, 2011

R, empieza a tararear una canción, de inmediato una pequeña ventana dentro de mi cabeza, una ventana desde donde observo los lejanos veranos de mi niñez, después se pone a bailar como si fuera Ida Rubinstein.