martes, agosto 23, 2011

Trabaja afanosamente. Al principio no la distingo. Al principio sólo sé que está colgando un letrero sobre una puerta roja. El letrero dice: antibienvenida. Me acerco y la reconozco. R sonrie mientras me observa. Le pregunto qué hace. Responde: estoy colgando un letrero en la puerta de tus ojos.


3 comentarios:

Srta.cosoypego dijo...

hola preciosa, qué bien volver a saludar a R!!
bso.

Ñu dijo...

Síiii, qué gustazo volver a leer sobre R.

Miss Violence dijo...

Gracias queeridísimas y atentas lectorxss! Un abrazo fuerte. Yo también estoy contenta del regreso de R.