viernes, septiembre 30, 2011

Día 43

La fenomenología del sudor. Esa forma misteriosa de despertar que tiene el poro. La alquimia involuntaria que conjuga respiración, expiración y agua. El esfuerzo dibujándonos la carne. El caer de las gotas, el escurrir por los brazos, por la frente, por la cara. La lluvia del abdomen. El agua. Siempre el agua. Tales de Mileto corre por las paredes de mi cerebro mientras subo y bajo la barra.