viernes, septiembre 02, 2011

En el sueño había unos zapatos rojos que nunca te pondrías. Tú de pie sobre una pelota azul.
(Así te soñé R)