domingo, septiembre 04, 2011

Nos quedamos suspendidas en la canícula mientras R me dice: mira cómo se ve septiembre desde lo alto. Estamos en el antes. Estamos en el pronóstico de las lluvias horizontales. Mira cómo se ve septiembre. Mejor no. Mejor cierra los ojos y recuerda. Recuerda cómo se veía septiembre desde aquél lugar. Recuerda que todo órgano extinto estuvo hecho de tiempo.

Cierro los ojos y veo la lluvia de hojas.