jueves, octubre 06, 2011

Día 47

No moverse es tan necesario como moverse. Mantener el ritmo de la respiración mientras nuestros brazos sostienen el resto del cuerpo. Sentir cuánto pesa y resiste cada uno de los átomos de nuestra corpografía.