sábado, noviembre 19, 2011

Hay tantas formas de llegar a las cosas y tantos caminos para que las cosas lleguen. El rojo cereza deslumbra los ojos de la madrugada.