martes, noviembre 15, 2011

LIBROS

El viaje no termina porque me resisto a terminar el libro. Me resisto a terminar de leer el libro que me diste como compañia y que cruzó conmigo esos 10000 km hacia esta coordenada del pasado. No puedo terminarlo, no quiero.

No puedo terminar de escribir tampoco ese libro que es otro epitafío.

Ayer regresé a casa con muchos libros, regalos felices y nuevas adquisiciones, no tiemblo pero sé que dicho gesto me dice que estoy fundando de nuevo una casa, esta vez de este lado del espejo.