lunes, noviembre 07, 2011

Mater,

te veo flotar en ese largo camino que es el duelo,

no puedo decirte,

no alcanza mi respiración para insuflarte.


y/o sé algunas cosas, algunos libros,

muchas personas, y/o sé

y no sirve la afirmación,

el mecanismo se rompe,

un coche de juguete

desbocado contra una pared.


Y/o tar/ta/mu/de/o emocionalmente,

me repliego y te tomo de la mano

y quiero tener una voz ungüento,

pero no la tengo.


Mater, te veo sobrevivir

en tu papel de infante

ahora parasiempre abandonada,

phantom limb que ya no sabe

a qué cuerpo o de cuál cuerpo.


La dificultad rondando

en todas las aristas del ahora.


Grief: la cara adversa del vendaval de amor

o como dijo Butler: el soliloquio autoaniquilador(1),

la furia de ser quien sobrevive

y rendir tributo a expensas de la propia vida.


(1) Judith Butler (2010). Marcos de Guerra. Las vidas lloradas. Paidós, Barcelona, p. 238