viernes, febrero 18, 2011

Que bonito y que bizarro es todo esto.
Cuanto amor y cuanto agravio.
Mi corazon es un frasco de tinta.
Todo era falta de vitamina B12, pero no nos dimos cuenta,
Eso me lo dijo la bruja de hace unas horas.

De haber sabido no hubiera dolido tanto y tu y yo seriamos el sol y su intemperie, pero no... Todo sucede despues, si, alli, donde ya nunca estaremos.

Ah, la voz de Maria ahora transpasando(me)
La inexorabilidad de este paisaje y su luz cayendo sempiiterna sobre mi rostro. El euforico fulgor de estos arboles esfericos y electricos que transitan entre el verdor y la nada. Los ojos son un ciclope que lo ve todo desde una verticalidad suspendida un poco mas alla de lo real.
On the road again! Such amaizing thing to be here and there.
(Observo los arboles y a lo lejos las montanas nevadas, me gusta esta coordenada del mundo es como estar en todos lados)

Badajoz here I go!

jueves, febrero 17, 2011

Hace un año...



Mi memoria, últimamente, anda atrofiada del olvido, me lleva insistentemente a una década atrás. Estos días recuerdo con precisión milimétrica el roce del aire sobre la piel, el sabor de los alientos cuando el amor era una combinatoria ajedrecística, de manos y de venas. Recuerdo octubre y sus tolvaneras, agosto primigenio, marzo como una flor creciendo como un puño dentro de otro cuerpo. Recuerdo la blancura de los días y el sonido intermitente de la sangre. Nos recuerdo como un tropel de caballos desbocados que hacían siempre lo incorrecto como forma de acertar. También hay mucha música en aquellos días que eran un soundtrack con picahielo y ciprina.
Desperta en este invierno con la intermitencia del sol sobre la cara: eso es la felicidad.

miércoles, febrero 16, 2011

El mundo y sus sorpresas. Cuando ya no esperas que las cosas pasen, cuando las crees enterradas por el tiempo, llega el mundo y te sorprende. Súbita y felizmente tu voz y tu respiración del otro lado del teléfono.




Unx escribe por muchas razones, en mi caso sobretodo porque es inevitable. Unx escribe libros por, para, con, contra, bajo, durante, entre mujeres que nos escriben las móleculas. Yo he escrito libros para abrir el abracadabra del deseo, pero a veces los cuerpos deseados se entregan de forma radical y nos regresan la escritura, se encienden como un libro, se convierten en libro. El mejor libro que he escrito es el cuerpo de una mujer que se tatuó el texto. Ella es el único libro y aún ahora siento un estremecimiento al pensar en su generosidad de llevarme escrita en el cuerpo.

martes, febrero 15, 2011

PREMIOS ESTADO CRÍTICO 2010

El blog literario Estado Crítico acaba de hacer público el fallo de sus premios anuales a los mejores libros del año, concedidos por votación de sus integrantes, designando como Mejor novela del año 2010 El don de la vida (Alfaguara), del colombiano Fernando Vallejo, mientras que el galardón al Mejor poemario ha sido para Francisca Aguirre por Historia de una anatomía (Hiperión). Por su parte, la mexicana Sayak Valencia se ha alzado con el premio al Mejor ensayo por su obra Capitalismo gore (Melusina), en tanto Javier Lucini obtuvo el de Mejor traducción por su trabajo Really the blues, de Mezz Mezzrow. El galardón, sin dotación económica, consiste en una fotografía de Antonio Acedo, premio Andalucía de Periodismo.

El galardón en la modalidad de ensayo es para Sayak Valencia por Capitalismo gore, destacando de él "el análisis filosófico valiente y transgresor de la realidad post-capitalista, en el que se incluyen espacios de significación tradicionalmente olvidados por el pensamiento primermundista".

Ver nota completa, aquí
Esta tarde parece que la divinidad llora de risa. Tlaloc nos canta una canción de lluvia. Sé que el agua nunca es la misma. Sé que la lluvia no debería estar tan connotada, pero para mi lo está. La lluvia y el primer recuerdo de la felicidad. La lluvia sobre el cuerpo de tres años, las flores temblando en aquel jardín, la boca llena de agua: el beso de Tlaloc. Mis onomatopeyas de nina. El lenguaje inventado.
Transitando por la nueva casa voy redescubriendo placeres domésticos, por ejemplo hoy he redescubierto cuanto me gusta escribir en la cocina. Quizá el calor, los aromas, las mesas como monolitos, el silbido de la tetera o la luz sobrenatural entrando por la ventana. Hay una especie de felicidad en este acto de aporrear las teclas y luego llevarme a los labios una taza de té caliente, justo antes de que afuera caiga la primera gota de lluvia.







Tra

lunes, febrero 14, 2011

Dan ganas de inventarte otro lenguaje para que decir no sea jamás una fórmula, un acto vacío, un loop de sentido.
No se parece a nada pero se siente como la sinestesia de los primeros días. Yema del dedo sobre la viscosidad del agua y
su efecto Doppler.



domingo, febrero 13, 2011

R, se pasea lentamente, manos entrelazadas detrás de las espalda. Mueve los labios en espasmos diminutos. Yo quiero saber que dice, quiero saber que impreca, que augura. R dice finalmente: la melancolía es como el fervor de los conversos, tú ahora no lo entiendes y piensas que la lluvia es triste y que algunas cosas estan hechas de años y de distancias, pero te equivocas, todo eso esta hecho de mucho vidrios que alguna vez se precipitaron desde lo alto de las manos, a veces, también de humo. Sí, también de humo, de eso estan hechas las ceremonias.
Existe algo tremendamente melancólico en tender ropa bajo la lluvia.
El cielo a punto de llover. Janis dentro de las cuerdas vocales y de las cavidades auditivas. El blanco rodeándolo todo. Los días en blanco. Díez años desfilando delante de mis ojos. Otra vez estoy allí contigo en la casa móvil, en vaho de las ventanas, en las onomatopeyas de placer. De nuevo veo como la palabra amor se creaba con saliva. ¿Te acuerdas de la lluvia y del pelo? ¿ del azul de la blusa y de la falda eternamente húmeda?, ¿Te acuerdas de los descampados y de la danza eterna? Yo me acuerdo de la estrella de venas, recuerdo los kilómetros y el oleaje, mientras tu boca que amenazaba con desaparecer, mientras nosotras dentro de las camas y su vapor de oxitocina. Mientras la pura felicidad se construía con tu perfecta ortografía y mi casa del lenguaje.Ten year and 10,000 kilometres after I´m still there with you.