sábado, agosto 13, 2011

viernes, agosto 12, 2011

Día 10

Ya nada duele. Sigue el latido.

10. 29 km - 30min
Estoy entrenando para ser una cometa. Para volar cuando vuelva. Para ser una cometa que te cruce el cuerpo del corazón al sexo y viceversa.



Me sumerjo en las hojas del libro. Entro en las páginas como si entrara en el Ganges. Entro en el libro y huelo el papel. Escucho los secretos: confesiones depositadas en la páginas cuando éstas aún eran madera que respiraba.





Sólo el indie español es capaz de hace canciones tan extrañas y agridulces como ésta.

Missing Spain.

jueves, agosto 11, 2011



8.70 km closer

Los atardeceres aquí son cinematográficos. No sé si los observo o los imagino mientras mis piernas se tensan y recorren geografías inventadas, sólo para sentir que llegaré en algún momento hacia ti. Con los pies hierviendo, con las uñas destrozadas, el viacrucis de los pasos para no pensar en la distancia.



Día 9

La distancia se vuelve un elemento extremadamente abstracto mientras las piernas corren sin objetivo. El goce de tener venas y no rutas.

(8.70km)

miércoles, agosto 10, 2011


Día 8

Des/conocerse, empezar por vez primera un recorrido.

martes, agosto 09, 2011



F de felicidad,


F de feminismos!





Día 7


La construcción de una montaña inicia con un pequeño gesto, así el cuerpo.



Quiero imaginarme una historia que no sea un juego de espejos. Quiero imaginarme -he dicho- y no escribir esa historia. Quiero que el riesgo vuelva a entrar en los confines de mi sinapsis. Quiero una historia que se vaya contruyendo todos los días y quiero no escribirla. No escribirla.





Masculinidades

lunes, agosto 08, 2011

domingo, agosto 07, 2011

Por lo menos dos velocidades simultáneas en mi cuerpo. Slow motion y descanso, la casa gestante de aún indescifrables indicios, pistas, caminos. La otra rápidísima y súbita que por su avidez desdibuja y vuelve ininteligible el proceso. Antes ellas y/o, ante ellas mi ojos observando imagenes barridas por la prisa o el no estar.