miércoles, enero 18, 2012

Día 88

El cuerpo ha comenzado a sentirse como si no fuera algo conocido, se transforma ante mis propios ojos. Crece de forma nunca antes vista. Me da sorpresas y me desconcierta. Pienso en las montañas y siento que lo que pasa aquí (dentro de las células) es una compilación de aire, esfuerzo, paciencia y tiempo.