sábado, enero 07, 2012



Leer a Angélica Liddell siempre me despierta el ánimo de escuchar flamenco. "Dame veneno" es una canción que seguro se inoculo en la sangre de la Liddell.

Estoy releyendo por enésima vez "Monólogo necesario para la extinción de Nubila Wahlheim y extinción." y una vez más no puedo finalizarlo. Cuando leo este libro, las lágrimas se me escapan como si mis ojos fueran un grifo descompuesto, una falla de agua, es tan hermoso, es tan terrible, es tan cruel, es tan difícil ver lo que el Amor (la narrativa del amor romántico) puede hacer, cuanto deseo de autodestrucción. No quiero esa forma de Amor.

"A veces intento ser fuerte pero es como si te traicionara.
Mi amor por ti exige una angustia contante.
Así que me dejo llevar y me hundo de nuevo.
Me voy a volver mala.
Me voy a volver loca, me voy a volver vieja.
Y todo por lo mismo.
Todo por ti."

Angélica Liddell (2009). Monólogo necesario para la extinción de Nubila Wahlheim y extinción. Artezblai, Bilbao, p. 114.

2 comentarios:

mono magnético azul dijo...

si, que le jodan al amor romántico.

Miss Violence dijo...

Hola Mono!

Que gusto leerte por aquí.

Un abrazo de inicio de año!