miércoles, febrero 15, 2012

Descontextualizar la frases. Dislocar los significados. Que las palabras signifiquen lo que y/o quiera, que las palabras abran otros caminos, escapen al entendimiento, a la unidimensionalidad de la denotación, que las palabras exploten y sean una parvada de pájaros en la sinapsis.

¿Te has dado cuenta de lo bonita que es la frase: "una tormenta en un vaso de agua"?, ¿te has dado cuenta de lo hermoso de esa imagen? Cierro las manos sobre el vaso cristalino e imagino una tormenta dentro de él. Nos veo dentro del vaso y de la tormenta, nos hago tormenta. Creo que el amor es eso: una microtormenta del órgano helicoideal; la felicidad de una tormenta, el brincar por los charcos, la carcajada llena de agua, la conjugación del agua del adentro con el agua del afuera. Una tormenta, le belleza de una tormenta diminuta sostenida entre las manos.

2 comentarios:

Antropóloga à la dérive dijo...

el brincar por los charcos, la carcajada llena de agua, la conjugación del agua del adentro con el agua del afuera. Una tormenta, le belleza de una tormenta diminuta sostenida entre las manos.

que poeta eres Sayak Valencia... je t'embrassse

Miss Violence dijo...

JE T´EMBRASSE AUSI!!!

La verdad es que me gustaría tener la mitad del talento que tu tienes con la voz y la guitarra.

MUACK!