domingo, febrero 05, 2012

No es como vivir de espaldas sino como transcribir un sueño. El cuerpo se vuelve mandala que va cortando los lastres.