lunes, abril 16, 2012

Día 127

La honorabilidad del sudor. Mostrar respeto por las resplandecientes gotas. No espacio para la fatiga pero una vez más dar cuenta de la inconmesurabilidad del desierto y entonces, volver a la carga, al proyecto de construirse una casa (un cuerpo) a la medida de los sentimientos.

3.21 km closer.