lunes, junio 25, 2012

Off the record

(Justo hace un año que el cuerpo cedia y dolia de manera insoportable, hoy en otra coordenada geopolitica y emocional, el cuerpo tiene memoria y me dice que el cuidado es fundamental. Estoy en Quito tremendamente feliz y un poco enferma, un poco sin voz, un poco acostumbrandome a los cambios de clima, a los cambios del adentro, haciendo que el cuerpo y los organos emocionales dancen al unisono con el entorno. Estoy enferma y aun asi no paro de sonreir.)

2 comentarios:

Aitzole dijo...

Justo lo que me pasó a mi al llegar a Quito! mi garganta sangraba y sangraba, estaba débil y la polución laponía peor, y sin embargo tenía ganas de hablar, de reir, y de cuidarme entre aquellas gentes!
muxu

Srta.cosoypego dijo...

cuídate!