domingo, noviembre 18, 2012

ángulo contrapicado

El mundo apareciendo y desapareciendo bajo esta lluvia, que observo desde una ventana en contrapicado que me dice: el estremecimeinto y la certeza son cosas innegables, igual que la felicidad.

La lluvia entrando en la boca, la carcajada llena de agua.
La lluvia que abriga del frío y es el motor del saya bruxtal.