martes, diciembre 25, 2012

Mi cuerpo (y/o) es un SÍ radical.