jueves, abril 19, 2012

Día 129

No dejo de pensar en Viel-Temperley mientras me contorsiono y respiro, mientras el fragor de la batalla estalla en cada célula, sus palabras resuenan: "Señor, mira mi cuerpo. / Mira mi cuerpo, torre de mi infancia, / mira mi cuerpo, cueva a la que vuelvo/ siempre/ a sentarme solo/ ante tu fuego." (El nadador, 1967).

16.09 km closer.

miércoles, abril 18, 2012

La brisa del cuerpo cayendo sobre el cuello. ¿Cuántas veces más sentiré el asombro de mis huellas construyendo huellas en el aire?

10.29 km closer.

martes, abril 17, 2012

"Debo mantener vivas las células hasta antes de partir."

G.Flores.

La poesía que a veces acompaña a la ciencia.


a

lunes, abril 16, 2012



para no olvidar...

toda la playa huele a
Mandarina verde, agua

peonía, jazmín

madera blanca, pistacho, almizcle
El trasiego que puede ser gota o trayectoria
Día 127

La honorabilidad del sudor. Mostrar respeto por las resplandecientes gotas. No espacio para la fatiga pero una vez más dar cuenta de la inconmesurabilidad del desierto y entonces, volver a la carga, al proyecto de construirse una casa (un cuerpo) a la medida de los sentimientos.

3.21 km closer.

domingo, abril 15, 2012