martes, enero 15, 2013

Alltag

Las experiencias que empiezan a desfilar una a una, a manera de carrusel acelerado. No tener tiempo para y el tiempo es lo único que se tiene sin dejarse tocar. Entre la prisa, la brisa y la novedad. Indefinible la sensación de extrañeza al entrar al "mundo real" y aún así pensar que la sonrisa no nos la quitará nadie.


1 comentario:

Aitzole dijo...

No me puedo sentir mas identificada.