viernes, febrero 01, 2013

Fulgor y la risa

Amantísima,
sólo por el brillo que a veces me atraviesa,
(tu retina que me observa)
sólo por ese fulgor
podría dejar de escribir,
podría renunciar a la inutilidad
del lenguaje,
sólo por el fulgor y la risa
con la que a veces me bendices.