jueves, febrero 28, 2013

Luz y viento.

Estar de pie, sostenerse sobre el propio cuerpo. Stay. Sostenerse frente a los enormes cristales de las rutas de aire. Cerrar los ojos. Respirar.Aceptar la luz y el viento. Aceptar las trayectorias y los curces. Bendecir la luz que nos cubre incluso cerrando los ojos. Pensar en la palabra fervor. Sentir que la distancia es un camino largo, quizá luminico e incontestable, una ruta que no podemos adelantar, una transformación del espacio en tiempo. Stay. Pensar. Vivir mientras la velocidad de los días se va.