jueves, junio 20, 2013

«Soñé que nos hundíamos y que después nadábamos hacia la costa lentamente y que de nuestras sombras de color verde claro huían lo tiburones. »

Héctor VIel-Temperley. Hospital británico, 1978.