martes, octubre 01, 2013

Pensar/Sentir

No me dí cuenta cuando la palabra sentir sustituyó a la palabra pensar. De hecho, no estoy muy segura que sean antagonistas. De alguna manera pensar es sentir intensamente, es pensar con todo el cuerpo, es sentir los caminos de electricidad que no sé bien si empiezan en la punta de los dedos o inician, allá adentro en la impronunciable tormenta de la sinapsis. Pensar y sentir. No sé cuando dejé de hacer separaciones entre ellas. Porque sentir es también pensar con todo el cuerpo. Como si una palabrita fuera corriendo por cada milímetro de piel. Como si cada palabrita cobrara vida y creara un enjambre eléctrico. Una descarga que genera también entendimiento.

Supongo que sí, que pensar es sentir con todo el cuerpo.

La única forma en que puedo entender la velocidad de la luz es cuando el cuerpo cristaliza un pensamiento, allí, en ese momento de adrenalina pura puedo entender la luz y su velocidad y todo es posible.

Allí donde el enjambre del lenguaje conecta cuerpo y pensamiento.

1 comentario:

Ricardo Silva dijo...

Buenísimo!

Escribes con las puras tripas y se te agradece.