lunes, noviembre 25, 2013

Cuenta regresiva

Ya no sé si volver de vez en cuando o retirarme del todo. Hace muchos años que no dejaba tan solo este espacio. En aquél entonces el mundo me había partido como una rama y necesitaba mi silencio como nunca había necesitado nada. Ahora es la prisa y la espera lo que me alejan. Mi dificultad de acomodarme en un alfabeto, quizá el pudor o el egoísmo de no querer contar con detalle lo que pasa afuera. Quizá sea sólo un siglo, un ciclo que puede querer cerrarse después de 10 años de tránsito intermitente.

No estoy muy segura, pero no puedo evitar volver a esta grieta del lenguaje, a esta pared imaginaria donde mi boca dice cosas que se parecen al reverso de un secreto. Un árbol virtual en cuyo corazón vive un misterio.

5 comentarios:

Aitzole dijo...

Totalmente comprensible, y por cierto, escrita de forma preciosa. Con ejemplos como éste, creetelo, puedes acomodarte a un alfabeto perfectamente.

Lo del pudor, ya es otro asunto. Si te vas (sumo que de aquí) yo te echaré mucho de menos, pero somos cuerpo, así que..lo que te pida el cuerpo!

muz amora

A.

porque sueño, sueño... dijo...

Cuando una hoy como tantos días, desde hace tanto que no sabría concretar, abre este espacio, que se volvió/que es bitácora de todos los días, y lee algo que entiendo como la posibilidad de que de alguna forma, vaya a dejar de estar, ahí a-dentro se siente algo así como un "ay"...
Son dimensiones extrañas de la cercanía las que generan estas sensaciones, que desembocan en este acto de impertinencia...
Supongo que todo esto es un "gracias" fuera de manías y convencionalismos prosociales, por cada pista y por cada recorrido que me has facilitado y los que sé que dejarás en este u otros espacios...
Un abrazo

Citlalli Rojo dijo...

Yo vengo intermitentemente a "tu espacio" cuando busco "algo que no sé". Tu palabra me gusta, me ocupa me recoforta.

Ojalá que no te alejes querida, ojalá que no.

Antropóloga à la dérive dijo...

"no puedo evitar volver a esta grieta del lenguage" (jajaja). Es extrano hablar sola para lxs demas, es extrano el secreto contado a medias, la escritura virtual, esta ventana echa de arboles y cielos de pantalla.
Je comprends.

porque sueño, sueño... dijo...

Cuando una hoy como tantos días, desde hace tanto que no sabría concretar, abre este espacio, que se volvió/que es bitácora de todos los días, y lee algo que entiendo como la posibilidad de que de alguna forma, vaya a dejar de estar, ahí a-dentro se siente algo así como un "ay"...
Son dimensiones extrañas de la cercanía las que generan estas sensaciones, que desembocan en este acto de impertinencia...
Supongo que todo esto es un "gracias" fuera de manías y convencionalismos prosociales, por cada pista y por cada recorrido que me has facilitado y los que sé que dejarás en este u otros espacios...
Un abrazo
(mi primer intento de envio creo q fue fallido)