miércoles, enero 08, 2014

La tenue voz

Estos días de cotidiano y feliz cambio. Estos días donde el contacto y el aliento son más fuertes y más intensos que la escritura. Estos días donde no estoy para nadie y estoy de manera profunda contigo. Días de sol, de invierno con sol. Días de rabia y desconocimiento, de ir a tientas, de (no)comprender y arrojarse al mar de incesantes cambios. Días de aliento contra aliento.

Estos días nace o crece o se despierta una tenue voz, una que no había escuchado antes, una voz que es una certeza que hace sonreír y desarregla.

Bienvenidx, 2014...