martes, septiembre 01, 2015

Afuera el ruido, lo trastabillante, muchas formas de decir: cosas que estallan, cosas que sobresaltan. Adentro el fuego, la pantalla que arde, lo que se consume y hace cerrar los ojos. Me saca del mundo, me pone en un espacio de animalidad inclasificables. El dolor como el filo, no saber nombrar la muerte cuando se tiene cerca, cuando nos cristaliza en los instantes. Pedir ayuda o dormir.