miércoles, octubre 21, 2015

Las flores de mi desierto de escritura

Rabiosamente la escritura, emerge y se conecta, todavía no grafía pero si idea, choque sináptico que  que me ronda y me saca la vuelta. La escritura apareciendo bajo mis dactilares, un proceso de hibernación que me ha tenido en un desierto y luego, hoy y ayer y todos estos días de espera, se derrumban bajo el presentimiento, la escritura aparecerá por fin , tras la espera en este desierto.

Las manos se me llenan de letras-flores y en el horizonte el milagro de Atacama.