viernes, enero 29, 2016

ALLTAG

Aquí convergen las ganas de hablar y las ganas de volver en el tiempo. Escribir desde la cotidianidad. Sentir que eso no es escritura, rehusarme, quedarme en silencio, dejar ir los tiempos, las experiencias, los clichés de lo que nos hacemos con el tiempo.
Aún así la fuerza extraña del todos los días, la novedad del mismo cielo y los mismos cuerpos. la metáfora repetida y repetitiva que aún enuncia, que aún causa un salto en la retina, un vertigo en la cornisa del cerebro. El efecto de extrañamiento mientras deambulo por los días y me veo desde adentro, mientras veo que la ficción política del yo es una batalla ganada.