sábado, junio 04, 2016

NY

La sensación agridulce de estar en elcorazón de esta ciudad insomne y  neoesclavista.