lunes, diciembre 12, 2016

Despertar

Entrar al sueño y salir de ésto como si de un vendaval. Entrar y salir del sueño. Lo mismo pasa con el cuerpo. Estoy saliendo de la adormilada espera. Volver a sentir que el cuerpo es río y que el cuerpo ríe con todas sus moléculas. Despertar con la luz intensísima sobre el rostro, Un haz atravesando el grito y la boca entornada. No hay nada anodino en un cuerpo, en lo que puede un cuerpo.