lunes, marzo 27, 2017

orfandad

No poder detener las fugas por los ojos. No saber cómo. Ya no saber. Sentir que transito entre la alienación y el egoísmo. Ninguno de los dos me hacen feliz. ¿Volveré sentir algún día algo dentro de los que no subyazca esta enorme angustia? Volveré a sentir sin temblor.

No hay comentarios: