martes, mayo 16, 2017

cadencia y espejos

Siento tus manos fuertes alrededor de mis caderas y sin preveerlo, de nuevo, me vuelvo fuente. Mano río abajo y me muevo sincopádamente con la música y el ritmo de tu pelvis contra mis nalgas. Sonríes y me muestras como nos vemos en los espejos: tú valquiría contemporánea con piernas de titanio y cuerpo prodigioso y yo rodeada por tus brazos, moviéndome cadenciosamente al ritmo que tus manos marcan. Una suerte de fusión y entrega. Algo no experimentado. Un arrobamiento absoluto ante la imagen de nuestros cuerpos.


No hay comentarios: